Cojiendo a mi novia morrita en la amaca

Estábamos con mi novia en una hamaca pasándola bien. De la nada la muy puta comenzó a meterse los dedos en su raja deseándose como Cojiendo a mi noviauna zorra caliente. Cuando su panocha se humedeció, no aguanto y me pidió que sacara mi verga fuera del pantalón. La tomó con su mano y la metió en su raja dando ricos gemidos de placer. Luego yo me calenté y sin dudarlo un segundo le di una buena cogida con todas mis fuerzas. Ella no paro de gemir hasta que finalmente le dije que me venía y ella sin dudarlo se la metió en la boca hasta que se la llene de semen caliente.